Tratamiento para el trastorno de la alimentación infórmate sobre tus opciones


Escrito por Lic. Fabiana Paccini

El tratamiento para el trastorno de la alimentación depende del trastorno en particular y de tus síntomas. Por lo general, comprende una combinación de terapia psicológica, educación sobre alimentación, supervisión médica y, algunas veces, medicamentos.

El tratamiento también debe abordar otros problemas de la salud provocados por este, que pueden ser graves o, incluso, pueden poner en riesgo la vida si no se tratan por mucho tiempo. Si un trastorno de la alimentación no mejora con el tratamiento estándar o provoca problemas de salud, es posible que necesites hospitalización.

Tener un enfoque organizado hacia el tratamiento puede ayudarte a controlar los síntomas, volver a tener un peso saludable y mantener tu salud física y mental.

Tu equipo de tratamiento puede estar formado por los siguientes miembros: Un profesional de salud mental, por ejemplo, psicólog@, para brindar terapia psicológica. Si necesitas prescripción y control de medicamentos, puedes consultar a un psiquiatra. Nutricionista para aprendizaje de hábitos y con la planificación de las comidas. Médicos para tratar problemas de salud que sean consecuencia del trastorno de la alimentación. Tu pareja, tus padres u otros familiares. En el caso de los jóvenes que todavía viven con sus padres, estos últimos deben involucrarse de manera activa en el tratamiento. Controlar un trastorno de la alimentación puede ser un desafío a largo plazo. Es posible que tengas que continuar reuniéndote con los miembros del equipo de forma regular, aunque el trastorno de la alimentación y los problemas de salud asociados estén bajo control. El equipo de tratamiento trabajará contigo para lo siguiente: Elaborar un plan de tratamiento. Esto incluye proponer un plan para tratar el trastorno de la alimentación y establecer los objetivos del tratamiento. Tratar complicaciones físicas. El equipo de tratamiento supervisa y aborda todo problema de salud y médico que sea resultado de tu trastorno de la alimentación. Identificar recursos. El equipo puede ayudarte a descubrir qué recursos están disponibles en tu zona para ayudarte a lograr tus metas.